Review de la tablet Motorola Xoom

Review del Motorola Xoom con Android Honeycomb

Hoy le haremos un profundo review a una de las tablets más esperadas con Android Honeycomb, estándar en lo que a este sistema operativo se refiere: el Motorola Xoom. Dispositivo que apareció oficialmente en la MWC de Barcelona y con el que Google ajustó oficialmente Honeycomb, es con esta tablet con la que realizan todas sus presentaciones, demostrando que los de Mountain View trabajaron codo con codo con Motorola para pulir y ajustar Android Honeycomb a lo que sería el estándar de potencia y características de este tipo de tablets. Aunque el Motorola Xoom no se diferencia demasiado de otras que ya hemos analizado previamente en 4ndroid, como la Acer Iconia Tab A500 o el Samsung Galaxy Tab 10.1v, su acabado exterior y su calidad de materiales convierte al Motorola Xoom en una gran tablet que se advierte con sólo verla y cogerla. También pesada, su cuerpo metálico de aluminio anodizado añade mucho peso al conjunto.

Review del Motorola Xoom con Android Honeycomb

Como ya hemos dicho, la Motorola Xoom posee una parte trasera casi completamente metálica, con una cuarta parte superior acabada en plástico suave y en la que se enclavan los botones laterales de volumen, el botón de encendido, los altavoces, la cámara trasera con doble flash led, y un canto superior en el que se advierten el conector de auriculares y el hueco para la micro SD card junto con la bandeja de la Sim ocultos detrás de una tapa de plástico. En el canto inferior, se encuentra el conector micro USB, el conector micro HDMI, los bornes para cargar el Motorola Xoom a través de su dock y el conector para la clavija de carga, siendo esta propietaria de Motorola. Y esta es una de las principales pegas de esta tablet: sólo podremos cargarla a través de su cable, no por USB. Y otro detalle negativo es la posición de los altavoces, en la parte trasera superior, obteniéndose un sonido bastante lejano y algo distorsionado cuando vemos vídeo o escuchamos música con el Motorola Xoom de frente.

Situación de la cámara y los altavoces en el Motorola Xoom

En lo que respecta a la potencia de su hardware, lo que primero destaca es su procesador de doble núcleo a 1gHz con gpu gráfica de Nvidia basada en la tecnología Tegra 2, un estándar de la primera oleada de tablets con Android Honeycomb que en el modelo que hoy nos ocupa se comporta de fábula, obteniendo un gran rendimiento con cualquier aplicación que utilicemos y manejando la multitarea con soltura, algo en lo que también participan su GB de RAM y el propio sistema Android Honeycomb. Otro de los aspectos que llaman la atención en cuanto a hardware en el Motorola Xoom es su pareja de cámaras, siendo de 5 megapíxeles para la trasera y de 2 megapíxeles para la delantera y que ofrecen un rendimiento y calidad algo limitado, sobre todo cuando capturemos en entornos con luz reducida o grabemos en la resolución máxima que permite la tablet, 720p, que puede estar muy bien sobre el papel pero que, a la hora de la verdad, deja bastante que desear. Además de todo lo mencionado, la Motorola Xoom dispone de sensor GPS, acelerómetros, giroscopio, barómetro, sensor de proximidad y wifi b/g/n entre otras caracteríticas.

Review de la Motorola Xoom con Android Honeycomb

En cuanto al software y al interfaz de usuario, la Motorola Xoom integra Android Honeycomb puro, sin ninguna capa de personalización del fabricante como podría ser Motoblur en el caso de otros terminales de Motorola, como el Motorola Atrix. En este sentido, la experiencia de manejo de la tablet se asemeja a la de cualquier otra con una instalación limpia de Honeycomb, como la Samsung Galaxy Tab 10.1, prescindiendo de cualquier aplicación preinstalada aparte de las que vienen por defecto con el sistema. ¿Es esto un handicap reseñable? Bien, todo dependerá de los gustos de cada usuario, a menudo es mejor una interfaz limpia de Android que una cara personalizada que acaba entorpeciendo la experiencia por su escaso nivel de opciones o desarrollo. Así, consideramos que existen launchers con suficiente calidad actualmente como para no echar de menos uno preinstalado con el sello de Motorola, aunque también es cierto que, dado el elevado precio de la tablet Motorola Xoom, debería de aportar software adicional al propio Android Honeycomb y sus programas de serie. Aun así, su comportamiento y fluidez moviendo el sistema es envidiable, con potencia de sobra como para arrancar cualquier aplicación por pesada que sea, obteniendo un gran rendimiento en juegos en 3D y aquellos programas que hacen uso del chip gráfico Nvidia Tegra 2, todo un acierto que enriquece notablemente la experiencia visual que proporciona la Motorola Xoom. Además, el ritmo de crecimiento del Market en cuestión de aplicaciones compatibles con Android Honeycomb goza de muy buena salud, por lo que dispondremos de un abanico creciente de opciones con el que abastecer a nuestra tablet.

Honeycomb en el tablet con Android Motorola Xoom Honeycomb en el tablet con Android Motorola Xoom

Honeycomb en el tablet con Android Motorola Xoom Honeycomb en el tablet con Android Motorola Xoom

Conclusiones

Después de un buen tiempo de utilización de la Motorola Xoom, y tras haber probado otras alternativas actuales con Android Honeycomb, hemos de decir que la tablet a la que le hemos dedicado hoy la review es la que aparenta una mejor construcción y calidad en todos los materiales, ofreciendo un cuerpo metálico agradable al tacto y, sobre todo, muy atractivo a la vista. Por contra, la Motorola Xoom acumula un mayor peso que sus competidoras, hecho que acaba molestando cuando la sostenemos durante bastante tiempo para jugar o en aquellas aplicaciones que no pueda usarse apoyándola sobre mesa. Por lo demás, la Motorola Xoom se comporta de fábula en todas las situaciones, ofreciendo un rendimiento y potencia que se ve notablemente favorecido por el apoyo que le presta su chip basado en la tecnología Tegra 2 de Nvidia. Aunque, como ya sabemos, no es la única tablet con Android que implementa este hardware, por lo que tampoco podemos afirmar que ofrezca mayor rendimiento en este sentido que otras tablets equivalentes. ¿Y qué podríamos reseñar en el lado más negativo? Sin duda el hecho de no poder usar un cargador por USB y tener que ceñirnos a uno propio de Motorola. También los altavoces, como ya hemos dicho, y la relativa calidad de su cámara trasera capturando imágenes y vídeo. Por lo demás, la Motorola Xoom está perfectamente indicada para todos aquellos que busquen movilidad sin sacrificar la potencia, siendo perfecta si se utilizan los diversos programas de Google habitualmente. Además, su batería es capaz de sacarle bastante jugo al dispositivo, con 8 o 9 horas de uso continuado y hasta varios días si no lo utilizamos a menudo. En lo que respecta al precio, también es uno de los puntos negativos, situándose en los 579 euros para la versión disponible actualmente en España, la de sólo wifi.

Review del Motorola Xoom con Android Honeycomb Review del Motorola Xoom con Android Honeycomb

Review del Motorola Xoom con Android Honeycomb Review del Motorola Xoom con Android Honeycomb

Share