Review del HTC Desire

Agradecer a Dri69, al que podéis leer en su blog, que nos haya analizado la HTC Desire, la hermana casi gemela del Nexus One.

Aunque la HTC Desire (o Desiré) no es el Terminal Android más avanzado del mercado, es el que más me ha convencido de todos para adquirirlo (como sustituto de mi HTC Hero) con la compañía Orange.

Yo me lo he conseguido por puntos y también está disponible para altas, migraciones y portabilidades y siempre con un plan de datos, ya sea con una Tarifa de Internet o con una Tarifa Delfin. La verdad que tener un móvil Android sin un plan de datos o sin conexión permanente a Wi-Fi sería como tener un coche y no ponerle gasolina para que ande. Yo tengo una tarifa de 300MB (y luego bajada de velocidad) y algún mes se me queda corta, pero normalmente es más que suficiente para un uso personal orientado al ocio.

INTRODUCCIÓN

La caja sigue la estela de la HTC Hero, son del mismo tamaño y viene todo colocado de forma muy parecida. Dentro de la caja viene además del móvil y la batería, el cargador, el cable USB, los auriculares (con sintonizador FM y manos libres), las almohadillas de auriculares, la pinza para el cable de los auriculares y las instrucciones con la garantía. El cable USB hace las funciones de cargador y, al igual que hace Apple con su iPhone, se conecta al enchufe, que trae una entrada USB. La conexión de la HTC Desire es la conexión que traen ahora todos los móviles y va a convertirse en “Universal”.

PRIMER VISTAZO

Estoy acostumbrado a la HTC Hero, así que al coger por primera vez la Desire en la mano parece que mi Hero ha evolucionado y se ha puesto morena. La primera diferencia la encuentro al poner la batería, ya que en la Hero se podía sacar y meter la microSD sin tener que sacar la batería y en la Desire no es posible.

El tamaño del móvil es perfecto, casi igual que la Hero pero un poco más fino y al tener las esquinas redondeadas parece más “rechoncho”, se hace a la mano. La pantalla aumenta de 3.2 pulgadas a 3.7 pulgadas y pensaba que no se notaría mucho, pero sí que es algo que se aprecia a simple vista y comparando una con otra no hay duda, me quedo con la pantalla de la Desire. El color es marrón cobrizo y tiene 2 tonalidades muy parecidas, un poco más oscura y mate en la parte trasera y en la de los botones y un aspecto metalizado alrededor de la pantalla que le da un toque de distinción al móvil y nada más verlo ya te da la sensación de que es un móvil de gama alta. Al igual que la Hero es muy robusto, pero este me da la sensación de que es “más duro”, creo que se debe al aspecto metalizado, ya que los 2 son de plástico duro.

En el frontal tiene 4 botones, uno de ellos doble, y en el lateral tiene 2. El botón central es como el trackball de la Hero, puedes pasarle el dedo suavemente por encima y es como un ratón direccional y también puedes presionarlo como OK.

En la parte trasera encontramos la cámara, el flash y unos agujeritos para la salida del audio. La cámara está un poco desprotegida, pero no del todo, porque en la tapa trasera se incluye un plástico que puede ser útil para no rayar la lente.

En la parte de arriba viene un conector jack de 3.5mm (así podemos usar unos auriculares o cascos normales para escuchar música) y el botón de apagado/encendido y bloqueo/desbloqueo.

En el lateral izquierdo se sitúa el botón de control de volumen o de arriba/abajo.

HARDWARE

La HTC Desire tiene uno de los mejores procesadores que hay ahora mismo en los móviles del mercado, el Snapdragon a 1 GHz. Con este procesador parece que vuelo por la pantalla, se nota muchísimo la diferencia con respecto a la HTC Hero, aunque también puede deberse al Android 2.1.

Tiene una ROM de 512MB y una RAM de 576MB.

El teléfono me venía con una microSD de 4GB clase 2 y yo le he puesto una de 8Gb clase 4, aunque soporta hasta 32GB.

PANTALLA

La HTC Desire tiene una pantalla capacitiva con tecnología AMOLED de 3.7 pulgadas (94mm), con una resolución WVGA de 480 x 800 píxeles que se ve de lujo. He probado varios programas y la nitidez con la que se ve todo es brutal, además se notan los colores como más vivos, no pensaba que iba a haber unas diferencias tan brutales de un Terminal a otro. El brillo de la pantalla tiene 3 posiciones y se ve mucho mejor que la Hero, aunque hecho de menos el sensor de luminosidad variable para exteriores.

El cristal de la pantalla refleja bastante, tanto que si la tienes apagada puedes mirarte en ella casi como un espejo, con ella encendida apenas se aprecia este detalle. Se notan menos las huellas que en la Hero.

CONECTIVIDAD

-Cobertura: se puede conectar a redes HSPA (900/1200) y GSM (850/900/1800/1900). Soporta para conexiones 3G hasta 7.2Mb/s de descarga y 2Mb/s de subida y para conexiones GPRS hasta 114kb/s. Con cobertura de Orange va genial, muy rápido dependiendo de la zona de cobertura. Viene con acceso directo en pantalla mediante widget para activar y desactivar la conexión 3G.

-Bluetooth: es 2.1 con EDR (Enhanced Data Rate), A2DP (para auriculares stereo inalámbricos), FTP y OPP (Object Puch Profile) y es compatible con otros perfiles como AVRCP, GAP, GOEP, HFP, HSP, PBAP, SPP y SDAP. He probado a pasar fotos por Bluetooth con otro terminal y da gusto poder hacerlo, ya que con la Hero no podía. Es destacable la facilidad para enviar archivos por Bluetooth a otro terminal, porque al entrar en una foto y pulsar menú, te aparece directamente la opción de enviar vía Bluetooth.

-Wi-Fi: viene con Wi-Fi 802.11b/g y funciona realmente bien. Lo he probado en varias zonas y detecta redes Wi-Fi como un portátil.

BATERÍA

No he tenido muchos días para testearla, pero la duración de la batería es muy parecida a la Hero. Dándole un uso un poco intensivo y con el 3G activado todo el día, es un móvil de cargar todas o la mayor parte de las noches. Sin el 3G activado puede que llegue a durar 2 o incluso 3 días completos. Si una noche no lo cargas, te recomendaría llevarte el cable USB allá donde vayas para poder cargarlo en cualquier portátil (aunque no suele ser lo más recomendable cargarlo mediante este método) o coche.

He de decir a favor de la duración de la batería que le doy bastante uso al móvil con las aplicaciones para redes sociales y tengo mucho tiempo la pantalla encendida a lo largo del día. Una forma de ahorrar batería es instalarte un administrador de tareas para detener tareas que se ejecutan en segundo plano y consumen bastante batería.

GPS

De momento sólo lo he probado con Google Maps y funciona a la perfección. Con el icono de GPS de “Control de energía” lo activamos y en cuestión de segundos entramos en Google Maps y nos coge la posición exacta. Puedes triangular la posición por red, pero es mucho más preciso con la ayuda del GPS. El GPS también nos sirve para ubicar nuestras fotos geográficamente, ya que el móvil nos permite esa opción.

Yo suelo utilizar para mi Hero el Sygic para moverme con el GPS por carretera, en la Desire no he tenido tiempo de instalarlo todavía, pero con una mayor pantalla puede ser toda una experiencia la conducción, sin envidiar a un TomTom.

CÁMARA

Fotos: ¡por fin flash! ¡Y bastante bueno! Las fotos salen bastante bien con el flash LED a media luz, en oscuridad total pierden un poco de calidad como en todos los móviles, salen como “descoloridas”. Lo bueno de la cámara de la Desire es que te permite distintos tamaños de foto a 5Mpx, 3Mpx, 1Mpx y VGA, además de tener ancho variable para pantalla normal o panorámica. Podéis ver en este link fotografías hechas con la HTC Desire.

Vídeo: la resolución máxima es WVGA 800×480, graba en MP4 y te permite grabar sin límite de duración (lo que te coja en la microSD que le tengas puesta). El vídeo es bastante mejor de lo que esperaba. Un dato a tener en cuenta es que en modo vídeo no se puede encender el flash a modo de linterna para iluminar.

FUNCIONES MULTIMEDIA

Fotos: en la Desire las fotos ya no se encuentran en el icono Albumes, sino en el icono Fotos. Al ser multitouch, te permite ampliar y disminuir las fotos “pellizcando la pantalla”.

Vídeo: los vídeos de Youtube se ven de lujo con el pantallón que tiene. Todo un sustituto para mi actual visualizador de vídeos, que es mi PSP. Ver una película o una serie con la pantalla de 3.7 pulgadas está bastante bien, no es una pantalla de 4 pulgadas (como el Sony Ericsson X10) pero no tienes que dejarte la vista como en otros móviles con pantalla de 2.8 pulgadas.

Música: la visualización de las carátulas de los discos es bastante guapa, se asemeja un poco a la de los iPod, pero sólo un poco. La calidad del sonido por el altavoz es muy buena y suena con mucha intensidad, perfecto para escuchar todas las llamadas. Además el móvil te permite acortar canciones enteras para poner sólo la parte interesante de cada canción. Con los auriculares que incluye se escucha bastante bien, aunque yo siempre prefiero escuchar la música con los auriculares del iPod, para gustos colores.

Radio FM: ¡Novedad! Sí, trae radio FM. Para conectarla es necesario tener conectados los auriculares que incluye o unos que tengan la antena de radio incorporada. Para activar y desactivar la radio puedes hacerlo cómodamente desde los mandos incluidos en el cable de los auriculares. La calidad de la radio es bastante buena, no pilla todas las emisoras como una radio de un coche, pero casi.

ANDROID 2.1

Hasta ahora no había tenido el gusto de probarlo personalmente y me ha dejado realmente impresionado, lo rápido que se puede manejar y la fluidez claramente son 2 de sus bazas. Otra cosa que me ha gustado es la opción que tienes de ver todos tus escritorios a la vez, pellizcando uno de ellos te aparecen los 7 en pantalla como si fuese una flor, y también tienes la posibilidad de crear combinaciones de escritorios diferentes y guardarlas, por ejemplo: una para ocio, otra para trabajo, otra para fiesta…

Lo que más me ha gustado es que por fin todas las aplicaciones del Market son compatibles con mi móvil, cosa que antes no pasaba. Aunque tenga muchas abiertas ejecutándose en segundo plano el teléfono no se resiente, ni cuando quiero compartir una foto o tener a la vez el Wifi conectado mientras envío un tweet y a la vez se está enviando un correo. Respecto a la versión que tenía en Android mejoran bastante algunas interfaces, como la del Market o la del tiempo, ya que después de desbloquear la pantalla “el tiempo” cobra vida en tu HTC durante unos segundos.

En esta versión se sigue manteniendo el mismo sistema de notificaciones sonoras y visuales, pero añade algunas mejoras en las alarmas, calendario y en la barra de notificaciones superior.

La interfaz de HTC Sense puede desactivarse en las opciones de las aplicaciones. La desactivación conlleva un ahorro de batería que a algunos le puede resultar interesante. A mi me gusta la interfaz y he optado por no desactivarla.

CONCLUSIÓN

Ahora sí que me da la impresión de tener entre las manos el móvil definitivo, pero está claro que saldrá uno mejor porque todas las semanas está saliendo algo nuevo. Es un móvil potente, de fácil manejo, de hace bien a la mano, una cámara de las mejores que he visto en HTC y con Android 2.1 (próximamente con 2.2). Una cosa que me ha llamado la atención es que las llamadas se contestan y se cuelgan en la pantalla, no tiene botón de colgar y descolgar.

Lo único malo es lo delicada que es, ya que de una caída al suelo se nos puede fastidiar, y la duración de la batería, aunque esto de la batería lo tienen todos los terminales de este tipo si les das un uso frecuente (twittear, correo, Facebook, llamadas, mensajes…).

Con sus muchas cosas buenas y sus pocas cosas malas, a mi me ha enamorado.

Share