Review del Samsung Galaxy S2

Review Samsung Galaxy S 2

Hoy vamos a hacer la review del Samsung Galaxy S2, un auténtico peso pesado de la marca y el máximo exponente en lo que a potencia y prestaciones se refiere, estando en los primeros puestos de Android y, por extensión, del resto de sistemas móviles. Y no decimos que el Samsung Galaxy S 2 es bueno por el ruido que ha levantado o por su abultada hoja de características, sino porque, tras unas horas probándolo, podemos afirmar que es una auténtica bestia. En todos los sentidos, también en lo referente al consumo de batería.

Review del samsung Galaxy S 2

En cuanto a diseño, el Samsung Galaxy S 2 es bastante similar en el aspecto exterior a su hermano, el Samsung Galaxy S, adelgazando su grosor, estilizando sus contornos, haciendo uso de unas líneas más rectas e integrando elementos nuevos como son el flash led trasero para hacer fotos con iluminación reducida, el cambio de posición del conector micro USB a la parte inferior y la utilización del estándar MHL en dicho conector, pudiendo ver el contenido del móvil en cualquier monitor con HDMI mediante su cable específico. Este nuevo integrante de la gama S dispone de líneas más rectas, mayor tamaño de pantalla y más ligero, habiendo superado con creces a su predecesor.

Review del samsung Galaxy S 2

Para empezar, lo que primero llama la atención nada más desembalarse, es la enorme pantalla del Samsung Galaxy S 2, 4.3 pulgadas de diagonal que guardan una de las principales innovaciones: el panel Super Amoled Plus. Mayor contraste, mejor reproducción de colores, negros naturales, un brillo capaz de permitir la visualización de la pantalla incluso bajo la luz del sol… Y una mejor gestión del uso de la batería, la tecnología Super Amoled Plus de Samsung añade al Samsung Galaxy S 2 muchos de los puntos para valorar positivamente la compra de un terminal que no es precisamente barato, aunque también guarda un pequeño aspecto negativo: su resolución es de 800X600, algo lejos de la que nos ofrece el HTC Sensation, claro competidor del Samsung Galaxy S 2 con su pantalla qHD de 960X540 píxeles. Aun así, la experiencia con el panel Super Amoled Plus es igualmente soberbia ganando, según nuestra opinión, a cualquier otra pantalla de la competencia.

Review del samsung Galaxy S 2

Siguiendo con el repaso a sus principales componentes, mención obligada merece su potente procesador de doble núcleo a 1.2 gHz fabricado por la propia Samsung, el Exynos 4210, y que ruge como una bestia silenciosa bajo la carcasa plástica del Samsung Galaxy S 2. Y lo primero que hemos de decir es que su rendimiento es excelente, ofreciendo un acceso casi instantáneo a las aplicaciones que arranquemos, facilitando una transición entre todas las que tenemos abiertas de una manera tan fluida que a veces parece que no cambiamos de programa y sólo nos movemos entre distintas secciones del mismo. El procesador del Samsung Galaxy S 2 reproduce contenido en alta definición sin despeinarse, siendo capaz de reproducir contenido Flash en 1080p sin dificultad. Además, este Smartphone integra una gestión de energía bastante eficiente con la que garantizaremos en todo momento la velocidad de reloj necesaria según nuestro uso del móvil, bajándose cuando es innecesaria para así ahorrar batería. Aunque hay algo negativo en el procesador de doble núcleo del Samsung Galaxy S 2: tiende a calentarse en exceso, ayudado por una carcasa fina y plástica que tampoco le ayuda a disipar el calor. Así, si exprimimos el Dual Core al máximo durante mucho tiempo notaremos como la parta superior del Samsung Galaxy S 2 se calienta peligrosamente, con una batería que, seguramente, también acuse del esfuerzo.

Review del samsung Galaxy S 2

Mención aparte merece también el excelente trabajo que Samsung ha realizado con el Samsung Galaxy S 2 en lo referente a la captura de imágenes, su aplicación de captura de fotografía y vídeo es francamente buena para cualquier usuario que suela sacarle rendimiento a la lente de su móvil. Con una calidad de la cámara sobresaliente (8 megapíxeles con flash led en la parte trasera y una de 2 megapíxeles para el frontal), las fotografías salen claras y nítidas en ambientes de mucha luz, obteniendo unos colores bastante realistas que no acusan de exceso de saturación. El rendimiento baja conforme se reduce la luz ambiental, añadiendo bastante ruido a las capturas y sin que el flash led tampoco haga mucho por evitarlo. Aquí os mostramos unos cuantos ejemplos de la cámara del Samsung Galaxy S 2 (si pincháis sobre las imágenes podréis verlas ampliadas).

Muestra de fotografía del Samsung Galaxy S 2 Muestra de fotografía del Samsung Galaxy S 2

Muestra de fotografía del Samsung Galaxy S 2 Muestra de fotografía del Samsung Galaxy S 2

En cuanto al comportamiento de la cámara del Samsung Galaxy S 2 a la hora de grabar vídeos, hemos de decir que es sensacional, ofreciendo una grabación de hasta 1080p a 30 fps. Además de toda esta calidad sobre el papel, los resultados reales también son sorprendentes, obteniéndose grabaciones fluidas y sin saltos a pesar de que aquello que capturemos se encuentre en movimiento, ofreciendo unas imágenes detalladas con colores bastante fieles y una calidad que bien se podría comparar a un dispositivo diseñado exclusivamente para la grabación de vídeo. Os mostramos con un ejemplo que hemos grabado en San Francisco de cómo graba a 1080p el Samsung Galaxy S2.

Imagen de previsualización de YouTube

En cuanto al software propio que Samsung ha incluido en su Galaxy S 2, destaca ya en el primer arranque su interfaz TouchWiz 4.0 que, pese a estar profundamente personalizada por la compañía, tampoco resulta mucho más avanzada que otros launchers que podamos adquirir por separado. Con un número personalizable de escritorios por los que nos podremos mover de forma horizontal, sin que existe un bucle para cambiar del último al primero o viceversa, Samsung provee de dversos widgets propios que añadir a sus escritorios, como son los clásicos relojes, widgets del tiempo atmosférico, calendario, imágenes… Teniendo puntos tan positivos como las animaciones y la manera de moverse por los escritorios a la hora de colocar cualquier aplicación usando los acelerómetros y otros tan negativos como la imposibilidad de reorganizar los widgets de forma automática cuando intentamos superponerlos. Y en cuanto al menú de aplicaciones, el Samsung Galaxy S 2 dispone de tantas pantallas como queramos, pudiendo organizar los accesos a los programas como deseemos para así agruparlos por temáticas. También dispone de cuatro Hubs en los que se centralizan las distintas opciones de ocio: social, música, juegos y libros, accediendo a nuestros contactos de redes sociales, la música, juegos y libros o revistas desde un mismo punto con la opción de adquirir más contenido directamente desde ese Hub. Este es un sistema de organización que puede resultar atractivo y útil pero que, a la hora de la verdad, seguramente quede arrinconado y sin uso.

Interfaz del Samsung Galaxy S 2 Interfaz del Samsung Galaxy S 2

Haciendo un repaso por el resto de características más destacadas del Samsung Galaxy S 2, encontraríamos su posibilidad nativa de hacer capturas de pantalla, una radio FM bien práctica cuando ya nos hayamos cansado de nuestra música, editor de fotografías y de vídeo, Wifi direct, salida USB y HDMI mixta (MHL), DLNA, tecnología AllShare para compartir fácilmente contenido entre otros dispositivos de Samsung, sincronización inalámbrica con el software Kies, tienda propia de aplicaciones Samsung Apps… Un sinfín de opciones que hacen del Samsung Galaxy S 2 un todo terreno apto para aquellos que buscan un terminal potente, versátil, con grandes capacidades multimedias y que no descuide el lado más productivo, algo que no deja de ser importante en cualquier smartphone que se precie.

Conclusiones

Después de haber probado a fondo el Samsung Galaxy S 2 y de haber escrito toda esta review, podemos afirmar que este smartphone es una compra obligada para todo aquel que busque un buen móvil, apto para cualquier tarea y que, sobre todo, disponga de un cerdito bien repleto de monedas. Sí, el Samsung Galaxy S 2 no es barato, pero sus características técnicas avalan el precio. Además, no sólo de potencia se nutre este dispositivo, también de unos acabados de excelente diseño, un peso extraordinariamente ligero y unas cámaras que no sólo hacen su trabajo, sino que lo hacen bien. Por contra, los materiales utilizados en el exterior quizá no sean los más adecuados teniendo en cuenta la gama alta a la que pertenece, siendo el plástico su único integrante. Eso sí, un plástico de calidad que sólo desmerece en la tapa trasera, siendo esta tan endeble y fina que no nos extrañaría que nos quedásemos sin ella al cambiar la Sim o la batería. Y hablando de esta última, sus 1650 mAh dan bastante de sí siempre que no exprimamos el procesador de doble núcleo del Samsung Galaxy S 2 a fondo, llegando a agotarse en pocas horas si utilizamos su potencial para los juegos o la reproducción multimedia. Y aquí es donde llega uno de los principales handicaps de este dispositivo: es terriblemente lento a la hora de cargar, llegando a desesperar si lo necesitamos en poco tiempo y apenas disponemos de batería. Samsung ha incluido un cargador de 750 mAh de salida, consiguiendo cargar al 100 % el móvil, desde el mínimo, en casi dos horas. Si queréis aseguraros de que no os quedaréis tirados, una batería extra es una gran inversión.

Review del Samsung Galaxy S 2

Share