Un principiante en Android – Aplicaciones y tiendas

Todos estaremos de acuerdo en que lo que da vida a un sistema operativo móvil son los desarrolladores que lo alimentan y las aplicaciones que lo complementan y mejoran. De ahí que los sistemas operativos propietarios de cada marca no sean distribuidos entre más de un terminal y no lleguen a trascender.

Los sistemas más conocidos (como ya sabréis) son Windows Mobile, Symbian, iPhone OS y por supuesto, Android. Todos ellos tienen un fuerte apoyo por parte de los programadores y por ello son aceptados por el público. Cada uno tiene su propio lenguaje y por ello las desarrolladoras tienen que programar para uno o varios (dependiendo de a la cantidad y tipo de público al que pretendan llegar). De ahí que cada uno esté orientados a un determinado tipo de público o a otro (WM se orienta a un público más profesional que el iPhone por ejemplo, o Android a un público más exigente que Symbian).

La manera de conseguir aplicaciones hasta hace 3 años (en el 2007 hizo su aparición el iPhone) era descargándoselas de páginas especializadas. Windows Mobile entonces tenía un gran abanico de aplicaciones disponibles al igual que Symbian. Todas ellas había que buscarlas o adquirirlas, pero no existía la facilidad de una aplicación a través de la cual podías conseguir todas las demás. Eso lo introdujo el iPhone y su APP Store. Posteriormente y con la salida de Android surgió el Market y con el tiempo Nokia quiso implementarlo en Symbian con el OVI Store.

Lo bueno de estas “tiendas” son la cantidad de aplicaciones que puedes encontrar, siendo la tienda más completa la APP Store, y la que menos el OVI. La que a nosotros nos atañe, el Android Market está en medio camino entre una y otra, pero es la que más crece.

La ventaja que tiene ahora mismo el Android respecto a los otros sistemas es que no se limita. Apple tiene una política muy restrictiva respecto a este tema y no permite descargas para su terminal desde un lugar diferente a su tienda, lo que limita el iPhone a lo que su marca quiere. Android, al ser un sistema de filosofía abierta nos permite no solo descargar del Market, sino aplicaciones que podemos encontrar fuera. Esto amplía el abanico enormemente.

El perfil es diferente. En Symbian se pueden encontrar muchas aplicaciones orientadas a la productividad y oficina. En Windows Mobile aplicaciones profesionales. Y nos quedan los van orientados a un público similar: iPhone y Android. La cantidad de aplicaciones disponibles para el terminal de Apple es enorme, pero siempre bajo las restricciones de la empresa que lo avala y las compañías que lo ofertan. Android vive en el corazón de más de 50 terminales diferentes, con perfiles y características heterogéneas que hacen convivir más de 4 versiones diferentes del sistema operativo, y aunque esa fragmentación suponga una pequeña brecha en la fama del sistema, lo hace más rico. Amplia su público objetivo y obliga a los desarrolladores a actualizar y crear todas sus aplicaciones.

Como conclusión cabe decir que todos los sistemas operativos lo hacen sus aplicaciones, son las que lo definen y lo dan a conocer. Éstos son inherentes al SO y por ende, definen al tipo de cliente que va a usarlos. Mientras que WM va orientado a un público profesional o iPhone lo va a un público totalmente amateur que busca conectividad, Android ha sabido combinar las necesidades de unos y otros y constituirse como la opción mas general en el que podemos encontrar programas con un diseño bonito y funciones triviales, y otras en las que podremos cubrir las necesidades más insospechadas.

Share