ProCapture: La evolución natural de la cámara de tu Android

Cabecera de ProCapture en el Android Market

Habitualmente, las aplicaciones fotográficas para Android suelen consistir en procesados más o menos agresivos de las imágenes, tipo Vignette o Camera360, combinación de estos últimos con redes propias de fotografía, como MyTubo o PicPlz o simplemente realizan determinados efectos que no aporta la aplicación nativa de la cámara de Android, como son las panorámicas, los disparos de ráfagas, etc.

En ProCapture encontramos una aplicación distinta ya que no realiza tareas específicas ni encontramos filtros ni nada parecido, sin embargo potencia la aplicación nativa añadiendo algunas funciones como las ráfagas, panorámicas, etc, sin prescindir del resto de controles de la propia cámara como la calidad de imagen, el balance de blancos, el control sobre el flash y demás. Su principal virtud es que puede sustituir a la aplicación de cámara sin que notemos apenas diferencia pudiendo acceder, dentro de la misma interfaz, a estos efectos.

En estos “efectos de disparo”, como se llama la sección del menú dedicada a ellos, encontramos algunos muy interesantes:

Efectos de disparo en ProCapture para android

  • Normal. Es el modo por defecto con el que usaremos la cámara como si no llevásemos instalada dicha aplicación. Las imágenes se capturarán de forma sencilla en función de los valores que tengamos configurados y, en segundo plano, el archivo se guardará en nuestra SD. Sería el equivalente a llevar desactivadas el resto de funciones “especiales” de esta aplicación.
  • Timer. Es el modo de disparo retardado. Con él podremos situar nuestro Android en un lugar fijo, bien ayudándonos de algún tipo de trípode para móviles o simplemente apoyándolo contra una pared o similar, y correr y situarnos para aparecer en nuestra propia fotografía. Muy útil para cuando queremos aparecer en una fotografía y estamos solos o para fotografías en pareja. El tiempo por defecto de este modo es de 15 segundos aunque en las preferencias podremos elegir entre 5, 10, 15 y 30 segundos. Este será el tiempo entre que apretemos el botón de captura y la foto sea tomada. No debemos preocuparnos por el enfoque ya que la aplicación reenfocará automáticamente en el momento de disparar.
  • Burst. Este es el modo de ráfaga. Se utiliza para realizar capturas en movimiento cuando no queremos perder ni una toma de la escena que capturamos. Puede tener multitud de usos. El funcionamiento es tan sencillo como apuntar, enfocar y disparar y la aplicación tomará tantas fotografías como especifiquemos en las preferencias. Por defecto, el número de capturas es 3, pero podemos ampliarlo hasta 10. Es un modo que depende del hardware de la cámara de cada móvil por aquello de la velocidad de respuesta. Lo hemos probado en un Nexus One con Gingerbread y la velocidad de captura es de 3 tomas por cada 2 segundos, aproximadamente. Por supuesto, la velocidad también dependerá de si tenemos activado o no el flash.
  • Reduced Noise. En este modo conseguimos imágenes más nítidas mediante la aplicación de un efecto similar al de las imágenes HDR. Al tomar la imagen, la cámara realiza dos capturas del mismo plano y las combina de forma que consigue la combinación mas nítida posible. Es un modo más lento pero consigue imágenes de más calidad en ambientes con poca iluminación o con el aire enrarecido, como zonas de niebla, humos, etc. Hemos de tener cuidado con el flash ya que en estos ambientes el uso del mismo suele ser más contraproducente que otra cosa.
  • Wideshot. Este es un modo de fotografía curioso y que habitualmente es muy dificultoso, salvo que dispongas de la ayuda que te presta ProCapture. El wideshot o captura amplia consiste en una imagen panorámica compuesta de otras tres fotografías. Las aplicaciones que realizan esta tarea suelen tener una serie de asistentes, como brújulas o niveles dibujados en la misma pantalla para orientarnos a la hora de realizar las capturas. ProCapture introduce una función mucho más sencilla y ya existente en una gran variedad de cámaras compactas, y es el superponer la anterior captura a la nueva pero con un grado de transparencia suficiente para que podamos encajar ambas fotografías de la manera más perfecta posible. Resulta curioso que, si no realizamos bien la superposición y consiguiente toma de la fotografía, la aplicación no dará la toma por buena y nos obligará a repetirla. Una curiosa y útil comprobación que nos ahorrará pensar que una panorámica está bien tomada cuando en realidad contiene errores.
  • Panorama. Es el modo que continúa con el Wideshot ya que realiza la misma función que el otro sólo que con hasta 12 imágenes por lo que podremos realizar tomas de 360 grados si así lo deseamos. Nosotros mismos, tocando la pantalla en el OK, decidiremos cuándo hemos concluido la captura. Más que interesante.
Histograma en pantalla de ProCapture

Estos son los efectos de disparo, pero ProCapture tiene otras utilidades como mostrar en pantalla cuántas imagenes podemos almacenar con el espacio de que dispongamos en la SD y la posibilidad de configurar los botones de volumen para el zoom o directamente para tomar la fotografía (en casos de móviles sin botones físicos). Además, podemos habilitar un histograma en pantalla para ayudarnos a tomar las mejores fotografías en todas las situaciones.

También tenemos un cómodo menú de enfoque en el que configurar enfoque normal, al infinito o macro, un modo no muy habitual en este tipo de dispositivos y que es de mucha utilidad para un tipo de fotografía a la que los smartphones se prestan a la perfección.

ProCapture tiene una versión gratuita que podéis descargar aquí pero que limita la calidad de las imagenes obtenidas.


logo-app
App Name
NEast Studios
Free   
qrcode-app

Y aquí tenéis la aplicación de pago que podéis adquirir por 3,99 dólares:


logo-app
App Name
NEast Studios
Free   
qrcode-app

Share